Nuestra comarca es rica en variedad, aparte de un entorno natural envidiable y unas playas que invitan a los bañistas a visitarlas con su fina arena y sus tranquilas aguas, también cuenta con una gran riqueza en monumentos históricos. La presencia de la casa señorial de los Andrade y las construcciones que nos legaron, permiten disfrutar de monumentos de gran belleza.


El Monasterio de Caaveiro

Data del S. VIII, en el podemos admirar la belleza de las construcciones monacales de la edad media, se encuentra situado en el corazón de "las fragas do Eume", rodeado por un paisaje impresionante salpicado por cascadas y riachuelos que confluyen en el río Eume.

El Monasterio de Monfero

Se caracteriza por su buen estado y su magnifica arquitectura barroca. Rodeado de naturaleza, cuenta con grandes árboles centenarios y un jardín donde poder descansar a la sombra en los días de Sol. En el se encuentran los sepulcros góticos de cuatro señores de Andrade, fue muy famoso por su biblioteca y su scriptorium.



El Torreón de Andrade

El desaparecido Pazo-Fortaleza de los condes de Andrade estaba situado en la zona que actualmente ocupa el mercado y la fuente de Pilón.
Iniciada su construcción por Fernán Pérez de Andrade entre 1370-1380, tenia una doble función residencial y defensiva. El conjunto estaba compuesto por: El pazo, la torre y la capilla de San Miguel. La torre, con muros de 2.35 de grosor, es de planta cuadrada y mide 11.50 mt de lado por 18 mt. de alto. Contando la planta baja, sus pisos son cuatro.
La parte de las seterías, puertas con arcos, algunos ligeramente apuntados, son de destacar sus ventanales góticos. El del tercer piso esta compuesto de arcos lobulados, separados por un parteluz, sobre el cual tiene un oculo con tracerías. En el cuarto piso existen ostros ventanales también góticos, uno de ellos con un ósculo colado con una cruz de cinco puntas.
Todos estos detalles hacen que el torreón de Pontedeume sea considerado uno de los mas hermosos ejemplos de la arquitectura militar de la edad media en Galicia.
También podemos contemplar en la fachada principal de la entrada un magnifico escudo labrado en granito en el que se unen los blasones de las familias Andrade y Lemos, fusionadas en el S.XVII . Este escudo estaba anteriormente situado en la fachada principal del pazo de los Andrade.

                

El castillo de Andrade

Castillo medieval, que corona la villa eumesa, derribado por los "Irmandiños" en las revueltas que estos protagonizaron en plena edad media contra la nobleza gallega, tras la derrota "Irmandiña", el conde de Andrade ordeno su reconstrucción y así ha llegado a nuestros días

.



El puente de Pontedeume

Constituye una parte fundamental de la idiosincrasia de la villa, ya que toda su historia se encuentra ligada a el.
A finales del S.XIV, Fernán Pérez de Andrade manda construir este puente, en el que se podía contemplar el oso y el jabalí, emblema de tan noble casa, con una inscripción en gallego. Tuvo una torre defensiva con una capilla y un hospital de peregrinos jacobeos. El viaducto sufrió sucesivas reformas, sobre todo el siglo S.XIX, hasta dejarlo en el estado actual con 15 arcos de medio punto. El puente que da nombre a la villa y al municipio fue el viaducto mas importante de Galicia y el mas largo de España hasta la época moderna, Aquí se sitúa una de las primitivas entradas a Pontedeume y todavía se pueden mirar restos de la antigua muralla. Anexo a este se encontraba un hospital para peregrinos que fue derruido al finalizar la edad media.

Los Castros


En las parroquias de Boebre y Centroña se encuentran ubicados emplazamientos "castrexos". En estos lugares podemos apreciar el estilo de construcciones que dominaba la vida celta. En una comarca con topónimos de clara influencia celta, vease como ejemplo el nombre del río Eume, de raíz celta, el topónimo de Boebre es de clara influencia celta.

Las Capillas de San Miguel de Breamo y San Juan de Villanueva:

La capilla de San Miguel de Breamo es un Claro exponente del arte prerrománico en la península, junto con la capilla de San Juan de Vilanova, construida en la primera mitad del S.XI, situada en el municipio de Miño, representa el comienzo del románico en Galicia. En la capilla de San Miguel se celebran dos veces al año celebraciones de tipo festivo-religioso, "Romerias", en otoño y primavera.